El gato negro ¿la mascota de la bruja?

Estás caminando de regreso a casa. La calle refleja todas las luces distantes y te cuesta entrarle aire a tus pulmones, se siente pesado el aire. Tu aliento sale en nubes blancas de tu nariz. Es el día de La Víspera de Todos los Santos y regresas solitariamente a casa de la misa. Ni siquiera la luna te hace compañía. Te detienes sin saber porqué. Tal vez oíste algo a un lado de la calle. Volteas levemente y miras a ver qué llamó tu atención. No ves nada. Excepto que sí hay algo Read more [...]