El gato negro ¿la mascota de la bruja?

Estás caminando de regreso a casa. La calle refleja todas las luces distantes y te cuesta entrarle aire a tus pulmones, se siente pesado el aire. Tu aliento sale en nubes blancas de tu nariz. Es el día de La Víspera de Todos los Santos y regresas solitariamente a casa de la misa. Ni siquiera la luna te hace compañía.

Evil black cat growlingTe detienes sin saber porqué. Tal vez oíste algo a un lado de la calle. Volteas levemente y miras a ver qué llamó tu atención. No ves nada. Excepto que sí hay algo ahí. Dos ojos pequeños pero de mirada afilada en la oscuridad. No sabes qué pensar, y te atrapa la mirada fija y atenta.

Black cat shadowsDe pronto, los ojos saltan de su lugar y aunque nunca te quitan de vista, una sombra sale de la oscuridad y pasa fugazmente por tus pies. ¡Un gato negro acaba de cruzar por delante tuyo! ¡En el día antes del Día de Muertos!

¿Qué piensas ahora? ¿Es mala suerte? ¿O buena? ¿Debes llegar a casa rápido o debes regresar a la Iglesia con miedo?

Depende de dónde estés. Si estás en Egipto, el gato acaba de hacerte un favor, ya que estar en su presencia es símbolo de aceptación por sus dioses. Si estás en Escocia, ese gato negro es la forma terrenal de una hada madrina y te acaba de dar suerte al pasar cerca de tu casa y frente a ti. En Japón, se considera que tu suerte ha aumentado por cada gato negro que veas. Ah, y si vives en la Matriz, un gato negro es símbolo de un error en la programación del mundo…

Pero si vives en el oeste del mundo, en Europa y América, ¡te acabas de topar con mala suerte! El gato negro frecuentemente aparece como mal presagio, y deberías llegar a casa rápido, o mejor devolverte a la iglesia.

Hiding black catEl gato, especialmente el gato negro, está rodeado de misticismo. Buena suerte en algunas culturas, pero en la nuestra, son los compañeros leales de las brujas y los demonios. Representan un lazo con todo lo malo. ¡Haz de evitarlos! Pero ¿cómo y por qué llegó a creerse eso? ¿Desde cuándo?

Símbolo de brujería por asociación

Black cat wall paintingSegún la leyenda folclórica de Europa, todo comenzó cerca del siglo 16, por la década de 1560. La histeria de las brujas que practican la magia negra acababa de golpear en Europa y los gatos callejeros, que a menudo eran atendidos y alimentados por las pobres ancianas solitarias (es gracioso como eso no ha cambiado) más tarde acusadas ​​de brujería, comenzaron a ser asociados con brujas, lo tenebroso y lo maligno.

En esos tiempos se acostumbraba a hacer las rondas en la noche en las ciudades, para estar atento a las brujas y ladrones. Un padre e hijo estaban haciendo las rondas. La pareja estaba viajando una noche sin luna, cuando un gato negro se cruzó en su camino y se zambulló en un espacio pequeño. Naturalmente, ellos comenzaron a lanzar piedras al peludo felino hasta que la criatura indefensa corrió herida y se escondió en la casa de una mujer que se sospechaba era bruja.

Al día siguiente, padre e hijo se encontraron con esa misma mujer y notaron que ella cojeaba y estaba magullada y ellos creyeron que se trataba de algo más que una coincidencia. Desde esos días se extendió la leyenda de que las brujas podían convertirse en gatos negros para escapar o salir a espiar a la gente.

Witch cat shadowEsa creencia de las brujas convertidas en gatos se convirtió en un tema central que fue traído al nuevo mundo por los Peregrinos, quienes al llegar a América llegaron cargados de su fe devota en la Biblia, pero también llenos de una profunda sospecha a todo lo extraño y supersticiones de lo que consideraban maligno. Ellos veian a los gatos negros como los compañeros o mascotas de las brujas. El gato negro era en parte bruja y en parte demonio. Un conjuro de las brujas y portadores de la mala suerte.

Mala suerte que cayó sobre el mismo gato. En la edad media fueron miles los gatos quemados en hogueras para ‘limpiar’ el mal que había en la tierra. Durante la Peste Bubónica (alias Peste Negra) esto se intensificó… y lo peor es que al haber matado tantos gatos, esto ayudó a las ratas a propagarse aun más y ¡a empeorar la situación! Ya no quedaban gatos para frenar la multiplicación de los roedores.

¡Lo más maligno que hay en tu cama!
¡Lo más maligno que hay en tu cama!

Ahora conoces el porqué de este asunto, y quizás puedas ayudar a romper el hechizo. Los gatos negros son tema central en Halloween, pero tal vez ahora que te encuentres uno en la calle, no te sentirás perseguido por las brujas.

¡Para los gatos negros, es hora de despertar de esta pesadilla!

Una respuesta a «El gato negro ¿la mascota de la bruja?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.