¿Como enseñar a tu perro a nadar?

¿Por qué enseñarle a nadar?

Enseña tu perro a nadar para que esté seguro en el agua y se puedan divertir juntos
Enseña tu perro a nadar para que esté seguro en el agua y se puedan divertir juntos.

Aprender a nadar es una habilidad importante, incluso para tu mascota. Hay razones divertidas: jugar con tu mascota en el agua, usar el agua para refrescar a tu mascota, y tener compañía en el agua.

También hay razones prácticas: si tienes piscina, es bueno que tu mascota tenga la habilidad de nadar para que no se ahogue en caso de caer accidentalmente al agua.

(Nota: ¡Comprueba que tu mascota sepa y pueda salir de tu piscina! De nada vale que sepa nadar si no puede salir del agua.)

Seguridad ante todo

Chaleco salvavidas para mantenerlo seguro en el agua.
Chaleco salvavidas para mantenerlo seguro en el agua.

Antes de comenzar, algunos detalles para asegurar a tu mascota: Comienza en agua poco profunda para tu mascota. Asegurate que el área sea segura para ti y para tu mascota y que sea fácil regresar a tierra firme.

Utiliza un chaleco flotador para mayor seguridad, y su correa para que no salga de tu alcance en el agua. Siempre mantén tu atención en tu mascota y asegurate que ella sepa que estás ahí. Si vas a estar bajo el sol, recuerda que tu mascota necesita proteger algunas áreas de los rayos UV, como la nariz. Ah, y si tú no beberías el agua, ¡no dejes que tu mascota lo haga tampoco!

Recuerda siempre tener a mano agua fresca para darle a tu perro. Aunque estén en el agua, es bueno darle de beber de vez en cuando.

Una experiencia divertida

Para que tu mascota aprenda a disfrutar el agua, debes asegurarte que cada experiencia de nado sea algo positivo. Cada logro debe ser recompensado, y debes ir al paso de tu mascota. Nunca debes forzar a tu mascota a tomar un paso que no quiere. Hay mascotas que no amarán nunca el agua, aunque puedan sobrevivir en ella.

Lento pero seguro

Introduce a tu mascota en pasos lentos y con mucha recompensas. Asegurate del estado de tu mascota. ¿Está cansada? ¿Tiene frío? ¿Está nerviosa? Algunas mascotas entrarán gustosas al agua, pero otras necesitan más tiempo para acostumbrarse. Tú también debes entrar con ella y debes mostrarle lo agradable que es también.

Comienza en agua poco profunda. Anima a tu mascota a aprender a entrar y salir del agua. Especialmente si le vas a enseñar en una piscina, enséñale la entrada y la salida y asegurate de que pueda entrar y salir. Luego anímala a ir más y más profundo, hasta que sus patas dejen de tocar fondo. Cuando llegues a este paso, ya estás a buen camino.

En agua más profunda, revisa que no sólo use sus dos patas delanteras, de lo contrario se hundirá. Debe tener un aspecto como si corriera, su parte trasera debe extenderse hacia abajo y el cuello debe apuntar hacia arriba. Usar comida como recompensa puede ayudar a conseguir esta posición. Enseñale a girar a los lados. Enseñale a regresar a la orilla y cómo salir del agua.

Cada paso logrado debe ser premiado con un treat, un juguete o muchos cumplidos con voz alegre y animada. Cuando la lección ha terminado, un último buen enjuague con agua fresca le ayudará a deshacerse de los residuos químicos o algas que se hayan podido adherir a su pelaje.

¿Ya nada como pez?

Juguetes flotadores para tu mascota.
Juguetes flotadores para tu mascota.

Si ya tu mascota sabe nadar, ahora llega la parte divertida. Todo ese tiempo invertido tiene grandes recompensas. Pueden jugar a muchas cosas en el agua, y muchos viajes que incluyan agua ahora serán más accesibles para ti y tu mascota. Desde juguetes flotadores disponibles en nuestra tienda de mascotas, a comida o treats que floten, ahora todo puede convertirse en algo divertido con esta nueva dimensión para ti y tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.